aceleradora de startups,aceleradora,aceleradora startups,emprendedores,startup

fb

Compraralproductor el ecommerce del campo a la mesa, en 1 caja y 2 clicks

El Ecommerce que auna comercio justo, ahorro para el cliente y calidad alta

-  ¿Quiénes sois los impulsores de Comprar al productor?

A día de hoy, somos cuatro personas las que estamos detrás del proyecto Comprar al Productor: Armando, Marcos, David e Iago. Estamos en Santiago de Compostela, lugar desde el que atendemos a los clientes, tramitamos los pedidos y gestionamos compraralproductor.com.

 

 

¿Cuáles son vuestros perfiles profesionales?

Somos un equipo multidisciplinar, algo que nos permite enfocar el proyecto desde diferentes perspectivas, logrando una visión global y completa de la empresa. Armando es empresario y se dedica a la gestión de empresas (FyF Asociados), Marcos es hostelero (O Son do Miño) y viticultor en la Ribeira Sacra, David es empresario e informático (Ecomputer Santiago) y se dedica a la gestión integral informática en empresas (web, software, hardware,…) e Iago es graduado en Comunicación con experiencia en medios y comunicación corporativa.

 

 

¿A qué os dedicabais antes de comenzar este proyecto, por qué decidisteis empezarlo y cómo ha cambiado vuestra vida profesional?

Cada uno de nosotros nos dedicábamos y nos seguimos dedicando a nuestras empresas de hostelería, gestión, informática y comunicación, siendo precisamente en ese entorno empresarial donde surgió la necesidad de aunar fuerzas y conocimientos para crear una plataforma como Comprar al Productor que diera respuesta a la necesidad de adquirir productos artesanos, auténticos, naturales y frescos elaborados por productores de toda España.

En la actualidad mantenemos nuestras empresas, habiendo formado una estructura en la que Comprar al Productor se beneficia de la experiencia y las sinergias que resultan de la integración de todas ellas.

 

 

- ¿Cómo fueron los inicios? ¿Qué fue lo más complicado? ¿Con qué financiación comenzasteis, como os asesorasteis, la inversión fue pública o privada? 

Todo partió de una conversación de tres amigos en la que hablábamos de lo complicado que era poder adquirir productos locales en las áreas metropolitanas, así como la gran cantidad de pequeñas empresas dedicadas a elaborar alimentos de gran calidad que cierran todos los meses en el rural.

 

Analizamos las grandes superficies dedicadas a la comercialización de alimentos y nos dimos cuenta de que en todas ellas se comercializan los mismos productos. Detectamos que lo que prima es una buena presentación de los alimentos y el precio, pero se omite el origen de los mismos, impidiendo interactuar directamente con los productores. Esto es algo esencial ya que entendemos que los productos elaborados por pequeños productores son generalmente de mucha calidad y su precio, a diferencia de lo que podamos llegar a pensar, es muy competitivo. Sin embargo, no disponen de la cantidad de producto exigida por las grandes superficies para poder comercializar sus productos.

Como sabemos, lo artesano casi siempre va ligado a producciones pequeñas, siendo esta una de las muchas razones que dificultan el acceso de los consumidores a este tipo de productos. Es precisamente ahí donde vimos la necesidad de crear un lugar donde los consumidores y los productores pudieran comprar y vender alimentos artesanos, auténticos, frescos y naturales de forma fácil y sencilla.

 

Desde el primer momento creímos fielmente en el proyecto, de ahí que fuéramos nosotros mismos como socios los responsables de asumir toda la financiación para su puesta en marcha. El tiempo nos ha dado la razón. La experiencia de este tiempo ha servido para confirmar el valor de nuestra propuesta y seguir trabajando en la creación de un mercado online de productos elaborados por artesanos del país.

 

Los inicios son siempre duros, pero tenemos un equipo y una estructura que nos permiten dar solución a las necesidades que se presentan en el día a día. Durante casi tres años hemos ido mejorando y haciendo más eficiente nuestro proyecto, detectando y aplicando mejoras y necesidades constantemente.

-¿Qué tipo de ayuda os brindaron desde Zarpamos?

Manuel y su equipo en Zarpamos nos han ayudado mucho y, de hecho, están en el equipo de Comprar al Productor. Han sido determinantes en el proyecto, analizando vulnerabilidades, detectando necesidades y proponiendo mejoras que han hecho del proyecto una realidad más firme y mejor construida.

-¿Cuál es vuestro modelo de negocio, es decir, cómo conseguís vuestros beneficios? (si cobráis comisión, a través de publicidad, cobrando un porcentaje al productor-consumidor)

En nuestro proyecto existen dos formas de comprar productos artesanos, frescos y naturales. Por un lado, en escompring.com cada productor dispone de su propia tienda donde puedes comprar sus productos directemente al mejor precio. Ellos mismos preparan y envían el pedido a tu casa en 24-48 horas.

 

Por otro lado está Comprar al Productor, un mercado online de referencia donde cualquier consumidor puede comprar de forma conjunta, en una única cesta, todos esos productos artesanos, auténticos, frescos y naturales elaborados en el país. De esta manera, a modo de ejemplo, puedes comprar un queso San Simón da Costa, un queso manchego, hortalizas frescas recién cogidas de la huerta, un aceite exquisito de Jaén y un Albariño, y te lo entregamos todo junto en 24 horas en un único envío, reduciendo de de manera radical el coste del transporte y evitando el incordio que supone para el consumidor recibir cada producto por separado. Además, en Comprar al Productor nos aseguramos de que el envío al cliente llegue en menos de 24 horas, de manera que los productos sean entregados en óptimas condiciones y con la máxima garantía de calidad.

Así mismo, en Comprar al Productor estamos comprometidos con el precio justo, garantizando un buen precio para el productor y el mejor precio para el consumidor. Esto es algo que logramos gracias a la reducción de intermediarios y el pequeño margen de venta del 15% que aplicamos a los productos que se venden en la plataforma. En cuanto a escompring.com, cada productor paga una cuota de 24,90 euros al mes por disponer de su tienda propia online.

-¿Ya estáis generando beneficios? ¿Cuánto tiempo pasó desde que la montasteis hasta que comenzasteis a generar esos beneficios?

Desde un primer momento la respuesta ha sido muy positiva. Tanto productores como consumidores se muestran encantados con la idea y, de esta manera, ya en el primer trimestre la empresa era capaz de generar beneficios que siempre reinvertimos en el proyecto.

- ¿En qué fase se encuentra ahora mismo vuestra empresa? ¿Cuáles son los planes de futuro?

En Comprar al Productor estamos en proceso de expansión por toda España. Queremos llegar a cada rincón de la península y encontrar a cada productor que elabore excelentes alimentos o bebidas para contarle nuestro proyecto y ofrecerle la posibilidad de vender sus productos en internet a toda España, abriendo su mercado a nuevos consumidores y haciendo crecer su negocio. En compraralproductor.com estamos convencidos de que lascondiciones son ideales para lograrlo.

Para un futuro próximo queremos expandirnos al mundo de la artesanía, abordando los diferentes campos de este fantástico mundo e integrándolos en nuestro proyecto.

-¿Identificáis vuestra empresa con la definición de startup?

 

Por supuesto que en nuestra empresa existe un importante carácter tecnológico y de investigación. Pero también existe una importante parte offline, ya que estamos en continua búsqueda de productores y alimentos de la máxima calidad.

Quizás seamos una “AgroStartup”, en la que utilizamos las nuevas tecnologías para integrar la más profunda tradición.

 

-¿Creéis que Galicia es un buen sitio para montar una empresa?

Tristemente tenemos que decir que España no es tierra fértil para nuevas empresas. Todos lo saben, es una queja constante del sector empresarial, pero parece que cae en saco roto. Si a al emprendimiento le añades Internet y nuevas tecnologías, ¿a dónde vas? ¿Qué organismo te ayuda?¿Está la Administración preparada? Realmente creemos que no, vamos muchos años por detrás y parece que si no inviertes en máquinas o naves industriales no tienes empresa.

Los comentarios están cerrados.