aceleradora de startups,aceleradora,aceleradora startups,emprendedores,startup

fb

Entrevista a Eric Eikrem, Mentor de Zarpamos

Hola Eric, un verdadero placer, poder estar aquí para que nos contestes a estas preguntas.

  •  Riesgo, trabajo, fracasos, éxito, ¿qué es más importante, el destino o el camino recorrido?

El destino que uno persigue con un proyecto suele componerse de varios objetivos, uno muy reconocible que es el éxito comercial, y que no voy a negar que suele ser la meta principal, pero también otros objetivos como el aprendizaje técnico y empresarial, y la propia satisfacción personal de hacer lo que te gusta y sacar adelante tu proyecto.

Mi trabajo gira alrededor de la informática y el aprendizaje. He trabajado mucho en ambos campos, y con frecuencia en proyectos que los combinaban, como la creación de sistemas de gestión de aprendizaje (LMS) o videojuegos didácticos. En cuanto a riesgos, el más importante que he asumido hasta el momento fue la creación de una empresa de videojuegos didácticos para dispositivos móviles. Tuvimos la gran satisfacción de crear varios juegos y estuvimos creciendo y lanzando nuevos productos durante tres intensos años. Pero finalmente no fue un éxito comercial porque llegamos al mercado con un producto que los canales de distribución todavía no priorizaban. Ofrecíamos un producto demasiado puntero que, en aquel momento, no resulto rentable; no llegamos al cuarto año. Actualmente existen varias empresas, algunas de ellas noruegas, a las que les va muy bien dedicándose precisamente a este tipo de productos. El timing es clave.

 

  •  Que grandes diferencias ves entre los emprendedores Españoles con los Noruegos, de donde tú eres?

Tal y como yo lo veo hay dos grandes diferencias, la mentalidad del propio emprendedor, y el marco en el que debe moverse.

Por un lado, están las diferencias culturales. Los noruegos somos más individualistas y muchos emprendedores empiezan un proyecto en solitario. Tengo la sensación de que aquí en España es más habitual emprender en equipo, es decir, iniciar un proyecto entre varias personas. Y en general pienso que esto es un acierto si cuentas con un buen equipo, unido y coordinado; así que en esto los españoles tienen una ventaja.

Por otro lado, están las diferencias relativas al marco nacional para la creación de empresas. En este sentido, en Noruega existe una mayor facilidad para emprender; la flexiseguridad, el apoyo financiero y la existencia de un marco legal sencillo y práctico animan y ayudan a dar el salto. En España un emprendedor tiene que pensárselo dos veces antes de dejar un puesto de trabajo para fundar una startup.

 

  • Por la experiencia del que te entrevista, emprendedor también, los golpes personales superados, te hacen más fuerte y los profesionales te hacen saltar más alto, pero ¿es cierto que la vida personal y profesional de un emprendedor, son el mismo territorio?

Sacar adelante un proyecto requiere una gran dedicación y en este sentido se puede decir, en efecto, que el emprendedor vive el proyecto, porque apenas hay tiempo para otras cosas. Pero lo que realmente hace que esto sea el mismo territorio es el enfoque que mantienes. Piensas constantemente en el proyecto y todos sus matices.

Sin duda, hay trabajadores por cuenta ajena con un trabajo que les apasiona y al que dedican mucho tiempo y energía; pero en el caso de los emprendedores no sólo es frecuente sino imprescindible.

  • ¿Existe mucha diferencia a la hora de acometer un proyecto entre el primero y el último que has realizado?

Sí, porque fueron proyectos muy diferentes y, sobre todo, porque aprendí mucho por el camino. Mi primer proyecto fue la creación, junto con otros tres socios, de una consultora de tecnologías y metodologías de aprendizaje. Mi último proyecto fue la empresa de videojuegos didácticos de la que hablé anteriormente; inicié el proyecto en solitario y poco a poco fue creciendo en empleados y productos. Por el camino aprendí mucho sobre la importancia de mantener el enfoque en la idea de negocio y no perderse en detalles, sobre lo fundamental que es tener –y mantener- el equipo de personas adecuado, y sobre la importancia de trabajar activamente una red de contactos relevante para el proyecto.

  • Ahora estás entre otras muchas cosas, como Mentor de Zarpamos, ¿qué te ha impulsado a aceptar este reto?

Me atrae enormemente toda la creatividad e intensidad que supone crear una starup. En la vida laboral como trabajador por cuenta ajena es muy difícil llegar a estar en una posición semejante. Tal vez se pueda comparar el emprendimiento con los deportes extremos, en el sentido de intensidad. Disfruto trabajando con startups y, como ya he sido emprendedor varias veces, creo que tengo una experiencia que puede resultar útil.

 

  •  Yo soy un enamorado del Emprendimiento, ¿que falta por hacer o que se puede hacer a nivel tejido industrial por este sector?

Tengo que admitir que desconozco las iniciativas públicas y privadas que existen en España a nivel de tejido industrial, y sólo tengo cierto conocimiento de algunas que se realizan en Galicia. Veo que hay una serie de acciones muy positivas como, por ejemplo, el apoyo a emprendedores por parte de la Fundación Barrié, o las iniciativas del Círculo de Empresarios de Galicia. Pero siempre se puede hacer más, claro.

Tanto el sector industrial como financiero podrían apostar por la creación de elementos de apoyo al emprendimiento que, a mi juicio, todavía faltan aquí. Por ejemplo, en los países nórdicos existe una red llamada CONNECT que ofrece una serie de servicios gratuitos para emprendedores, entre los que destaca lo que se conoce como Trampolín, que es una reunión de varias horas que sigue un patrón determinado y donde los emprendedores presentan su proyecto ante un grupo muy experimentado de empresarios, abogados, ingenieros, y otras personas relevantes para el proyecto procedentes de empresas públicas y privadas que participan desinteresadamente ofreciendo consejos al emprendedor. Configurada como entidad sin ánimo de lucro financiada por el propio sector, esta red existe por y para el mundo de la empresa.

Las oficinas de transferencia tecnológica de las universidades (TTOs), si funcionan bien, también son un elemento muy importante para la innovación y el emprendimiento. Contar con universidades y con empresas verdaderamente abiertas a la cooperación mutua suele tener un efecto muy positivo.

Y otra cuestión es el marco legal al que aludíamos en una pregunta anterior. El propio sector debe trabajar –a modo de grupo de interés que actúe de acuerdo con procedimientos legítimos- para lograr un marco legal para las PyMEs mucho más sencillo, práctico y ejecutivo.

  •  Por último, te damos vía libre para cerrar esta entrevista.

La innovación y la creación de empresas son algo clave para nuestro futuro. Estoy muy contento de poder contribuir a estos procesos como mentor en Zarpamos. Muchas gracias por la oportunidad.

Los comentarios están cerrados.